CÓMO ELEGIR LAS MEJORES COPAS DE CHAMPAGNE

10 May
May 10, 2016

consejos escoger adecuadamente grupo siete copas de champagne tipo flauta

Todos alguna vez hemos probado ese elixir de dioses que llamamos champagne: un vino espumoso blanco o rosado, originario de Francia, elaborado con una mezcla de la mejor selección de uvas denominadas Chardonnay, Pinnot Meunier y Pinot Noir.

Procedente del francés champagne, su origen se remonta a la época de los romanos, aunque su consumo se popularizó en el siglo XVII, en Francia e Inglaterra, sobre todo en la corte y entre las familias adineradas de ambos reinos. Fue a partir del siglo XVIII cuando el champán comenzó a adquirir importancia internacional, debido a la promoción de grandes productores como Claude Moët o Pierre-Nicolas-Marie Perriet-Jouët, o de grandes damas como Terrier o Clicquot, que también pusieron nombre a este “oro líquido”.

El champán ha sido un imprescindible en cualquier celebración que se precie y se ha convertido en protagonista indiscutible de los mejores brindis de la historia. Pero tan importante contenido tenía que tener un continente a su altura: así nacieron las copas de champagne, ese elemento del menaje, en concreto de nuestra cristalería, presente en todos y cada uno de los grandes momentos de nuestras vidas.

Origen

No se sabe qué parte hay de verdad en esta historia, pero la leyenda cuenta que la primera copa de champán se realizó a partir de un molde que se tomó del pecho de Maria Antonieta, la esposa del rey francés Luis XVI y última reina de Francia (famosa también por su trágico final en la guillotina). Hay otras historias que atribuyen el molde a Madame de Pompadour (amante de Luis XV), a Diane de Poitiers (amante de Enrique II) o a la mismísima Helena de Troya, quien también, según las leyendas, pudo servir de inspiración.

Tipos

A la hora de tomar una copa de un buen champán, son muchos los receptáculos que se pueden utilizar para este fin, pero tendremos que tener en cuenta que tanto los materiales, la forma y el diseño pueden influir en el tono, el sabor y el retrogusto de tan preciado líquido. ¡Y sobre todo bien fresquito en las cubiteras!

Vamos a repasar los tipos de copas de champagne más utilizados (y más recomendados):

COPAS DE CHAMPAGNE POMPADOUR

copas de champagne tipo pompadour sobre mesa fondo oscuro

Es la copa a la que nos referíamos anteriormente y cuya forma fue diseñada a partir del molde del pecho de María Antonieta, esposa del rey Luis XVI. Se trata de una copa muy abierta y ligeramente cerrada por los bordes, que permite una degustación más rápida y contener mejor el líquido aún con movimiento. De gran elegancia y distinción, se convirtió en la protagonista de todas las fiestas hasta los años 70, fecha en la que nació la copa Flauta, de la que hablaremos a continuación.

A pesar de tan curiosa historia y de tener ventajas innegables, existen enólogos que la desaconsejan ya que, según los expertos, su amplio diseño propicia el calentamiento del líquido, deja escapar el gas, impide que los aromas se concentren y no proporciona una cata satisfactoria al paladar.

COPAS DE CHAMPAGNE FLAUTA

copas de champagne tipo flauta con forma corazon plata incilaes y brillantes

Nacida en los años 70, se caracteriza por ser la copa más alta de nuestras vajillas. De origen galo-romano, cuenta con una forma larga y estrecha (de ahí su denominación), que permite observar la aguja del vino, lo que la convierte en la mejor copa para tomar cualquier tipo de vino espumoso.

Aunque tampoco es la más recomendada por los expertos, es una de las más populares ya que se puede sostener sin afectar la temperatura de la bebida y, al ser de diseño más estrecho, concentra mejor los aromas e impide que se escape el gas.

COPAS DE CHAMPAGNE TULIPA

copas de champagne tipo tulipa sobre mesa de cristal fondo blanco

Considerada la copa ideal para tomar champán. Su forma es un diseño mejorado de la copa Flauta, ya que mantiene su altura pero incluyen una mayor curva en su cavidad. Esta anchura en la parte central y el hecho de que se estreche ligeramente en el extremo, permite respetar más la temperatura, impide que el gas se escape y favorece la concentración de aromas, ofreciendo una experiencia de cata mucho más satisfactoria que las copas de champagne anteriores.

COPA DE VINO BLANCO

copas de champagne tipo vino blanco con rayo de luz en primer plano fondo oscuro

Aunque los más puristas no la recomiendan por estar indicada para otro tipo de vinos, hay algunos expertos que se decantan también por las copas de vino blanco para servir el champán. De forma muy parecida a la copa Tulipa, aunque algo más baja, también permite respetar la temperatura, cuidar el gas y los aromas, haciendo de ella una copa apta para contener tan valioso caldo.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.